domingo, 17 de octubre de 2010

Yo de mayor quiero ser Bartimeo de Jonathan Stroud

Seguramente no conoceréis esta saga, o sí, quien sabe. Pero yo, que a partir de ahora me voy a dedicar a rescatar libros de los baúles, he decidido a animaros a aquellos que no la habéis probado.

Esto es Londres. En nuestros tiempos. Pero la sociedad se divide en los magos y la plebe –lo sé, los magos y los muggles-. Los magos lo controlan todo, mientras que la plebe es discriminada y torturada. La magia de los magos consiste en las invocaciones a los demonios –que ojito con llamarlos así, porque se llaman ¡djiins!-. Esta es la historia de Bartimeo, el niño huérfano que lo invoca y las peripecias que viven juntos.

Bartimeo es el demonio que narra los hechos. Y de Bartimeo tengo que decir unas cuantas cosas:

  1. Es el personaje más carismático que me he encontrado en un libro juvenil hasta… bueno él y Haymitch. Si no le coges cariño y no te ríes con sus chistes, es que eres un pedazo de piedra insensible –sin ánimos de ofender a nadie-.
  2. Sus chistes son para partirse y eso que la saga no es de comedia ni nada parecido. Os lo digo en serio, me tronché leyendo sus valoraciones de las personas.
  3. Es original. A ver, ¿alguien ha leído una historia contada por un demonio? Vale, muchos me diréis Crypta, pero yo no he leído Crypta, así que…
  4. Tenéis que leer la trología sólo porque Bartus salga en ella. Porque él merece la pena por sí solo. Bartimeo rules, my friends.

El resto de los personajes también están muy bien pero todos quedan eclipsados por el grandísimo Bartus.

La historia puede recordar un poco al famosoniñodelacicatrizcuyonombrenodiré, pero las comparaciones son odiosas. Y yo os aseguro que no tienen nada que ver. Hasta me atrevería a decir que Bartus supera al ya mencionado.

La historia me ha gustado muchísimo. Todo se va desvelando poco a poco y el final es completamente inesperado. A mí al menos me pilló por sorpresa.

Yo me levanto y le aplaudo al señor Stroud. El libro se divide en capítulos que pertenecen a distintos personajes, pero sólo los de Bartus están contados en primera persona. Stroud hace todo un desparpajo de sus dotes literarias, contando los capítulos con un estilo diferente. Los de Bartimeo son cínicos, los del chico huérfano están llenos de rabia y odio, en los de los otros magos puedes oler la corrupción y avaricia que corre por sus venas.

Algunos se quejarán de que el ritmo es lento. Sí, lo es. Hay muchísimas descripciones, escenas innecesarias, muchos de los pensamientos del sentido de la vida de los protagonistas sobra, pero los diálogos y las escenas de acción lo superan con creces.

Lo único que no me ha gustado, es la completa ausencia de romance que hay. Es raro que yo diga eso, porque aquí hay gente que entiende de amoríos mucho mejor que yo, pero a veces, después de leer las conversaciones del chico y la chica, arqueaba la ceja y me preguntaba: ¿pero por qué demonios –nunca mejor dicho- no se lían? ¡Si son tal para cual!

 ¿No se da un aire con Dan Brown?

El final. A mí los finales me suelen dar un poco igual. No me va a dejar de gustar un libro porque el final no sea el adecuado, pero es que aquí, tuve ganas de tirarme de los pelos. ¿Cómo puede ser tan abiertísimo? A mí los finales abiertos me gustan, hacen volar la imaginación, pero aquello no fue un final abierto, fue un abismo interminable.

VEREDICTO:

Hazlo por Bartimeo.

P.S.: ¡Quiero esa precuela ya! Así que Montena querida, espero impaciente.

4 comentarios:

Wissper dijo...

A mi me encantó Bartimeo, me falta leer La puerta de Ptolomeo, y en inglés Jonathan Stroud ya ha publicado una precuela con las aventuras pasadas de Bartus" A ver si me hago con la tercera parte.

Un saludo!

Eineel dijo...

¿Qué no la conozco? Me regalaron el libro por reyes cuando salió porque lo pedí y me la habré leído unas tres veces xDD Es que adoraba a Bartimeo, su personalidad jaj

Pasajes románticos dijo...

Pues aquí una que ni lo conocía ni había oido hablar de el jamás xD
Me ha gustado mucho tu opinión y por los comentarios veo que vale la pena.

un beso
Dácil

Arizu Ynewi dijo...

Conocía esta saga pero nunca me había llamado la atención... la verdad es que sólo la conocía de nombre y poco más. Viendo que está tan bien me apunto el primero para ir empezando.

Publicar un comentario

Ríe, llora y sopla dientes de león.

Diseño de Marie April para Dientes Leonescos © Todos los derechos reservados