jueves, 7 de abril de 2011

La chica con pies de cristal de Ali Shaw; me he quedado sin lágrimas

Como cualquier cuento, esta novela empieza en Saint Hauda, un lugar blanco y mágico, con un pobre pescador fotógrafo pusilánime al que sólo le imporan los negativos y el ángulo correcto de la luz. Un buen día pesca a una bonita serena conoce a una chica. Ida Maclaird. La chica cuyo cuerpo se está transformando en cristal poco a poco. La chica que necesita amor, sentimientos y algo de humanidad antes de que el cristal la invada por completo. Pero el pesquero y su sirena no son los únicos personajes de esta fábula. Saint Hauda guarda secretos en el fondo de su níveo corazón.

ÉRASE UNA VEZ, UN MUNDO BLANCO

Este es un libro para los que lloraron con la Cerillera, para los que guardan sus soldaditos de plomo en cajas de seda, para los que tratan de recomponer la espuma marina y devolver el cuerpo de la sirenita. Este libro es para nosotros.

Con este debut tan sorprendente, Ali Shaw cala hondo, Ali Shaw emociona, Ali Shaw devuelve la magia de los cuentos, Ali Shaw hace volver a creer en cuentos de hadas. Un cuento de hadas que no trata ni sobre sapos, ni sobre brujas, ni sobre dragones, ni sobre princesas. Trata sobre la desesperación humana, la necesidad de amar, la necesidad de sentirse amado, los miedos pueriles que arraigan tan hondo en las aurículos, que los niños adultos ya no son capaces de desprenderse de ellos; la evolución “de campesino a héroe”, la frágil compejidad del corazón y sobre todo, Ali Shaw habla sobre la salvación de uno mismo.

Situado en el archipiélago norteño, frío y cálido, donde los copos parecen plumas, donde cuerpos de cristal flotan en el fondo del lago, donde habitan bestias que lo vuelven todo blanco, donde los hombres esconden reses aladas diminutas, donde las historias de amor son tristes y los hombres desgraciados. Shaw te mete dentro de la historia, con un soplido frío en la nuca y para cuando te quieres dar cuenta, ya eres parte de este invernal paisaje, con un prosa visual, poderosa, poética y triste, triste, triste, triste.

Es difícil no enamorarse de este libro. Es difícil no dejarse cautivar por su historia y simplemente no llorar en su impactante, melancólico, emocional y colorido final –a menos que poseas un corazón de cristal-. Porque La Chica con Pies de Cristal es uno de los pocos libros que llegan realmente hasta el alma, que te hacen pensar, que simplemente son libros inolvidables. Y olvidad lo que dijo mi personalidad tacaña y arisca a lo Scrooge, compradlo, robadlo, prestadlo, secuestradlo, ¡conseguidlo! Porque historias como estas, quedan pocas.

Una historia tan bonita, merecía una portada así de bonita

Tal vez, si tuviese que sacarle pegas –y tengo que excavar profundamente- es que te deja con preguntas sin resolver. Pero a mi opinión, todas esas cuestiones que se quedan en el aire, quedan justificadas por el mensaje del libro. Si sois un poco espabilados sabréis a lo que me refiero.

VEREDICTO:

Todas las noches, antes de acostarme, me miro la punta de los pies muy detenidamente. Sólo por si acaso.

6 comentarios:

Tatty dijo...

Después de leer tu reseña lo quiero! parece una historia tan bonita que a quien no le entran ganas de leerlo..

sRy_ dijo...

uff es verdad, creo que a mí también me encantaría leerlo *_*

Anna Gallagher dijo...

AAAAAAAARGH ¡qué rabia! ¡Hace un par de días lo tuve entre mis manos! ¡Estuve a nada y menos de hacerme con él! Y al final lo dejé... SHIT!

Buenísima reseña, nos has dejado a todos con la miel en los labios~

PD: Me en-can-ta la portada original. Creo que me he enamorado. ♥w♥

Isabel dijo...

Ains, este libro tiene que ser mío :3
Me has dejado con unas ganas de leerlo increíbles. Me lo apunto en mi lista de deseos, a ver si puedo conseguirlo prontito ^^

Elwen dijo...

Madre mía vaya reseña más cautivadora. Como para no hacerte caso, ya mismo me lo estoy apuntando para cuando regrese a casa comprarlo.

Anónimo dijo...

Hace unos días lo vi en una de las librerías que visito, pero no le puse mayor atención. Sin embargo, pero despues de haber leído tu comentario voy a ir a buscarlo ahora mismo.
A proposito, muy bonito comentario.

Publicar un comentario

Ríe, llora y sopla dientes de león.

Diseño de Marie April para Dientes Leonescos © Todos los derechos reservados