martes, 19 de julio de 2011

¿Sabes que no te quiero ni te voy querer en la vida? ¿Lo sabes? de Blue Jeans

¡Exacto, entrada atrapa trolls! ¡Ya veréis la de haters que me voy a ganar!

Tres meses después, cuando ha llegado el verano, Paula y las Sugus van a pasar un fin de semana en casa del francés Alan, un chico rico, guapo y prepotente que parece tener serio interés en Paula. Mientras el resto de las Sugus no está pasando por su mejor momento, Diana está segura de que Mario sigue enamorado de Paula y Cristina parece haberse encaprichado de Armando el novio de Miriam. Y bla bla bla bla.

Con una portada muy bonita, un argumento sugerente muy acorde con el verano de las narices que me hace sudar cual burra cargada en pleno Sáhara con este tiempo, pensaba olvidar los traumas y los deseos de automutilarme que me provocó el libro anterior y sin expectativas ni prejuicios ponerme con este -no me preguntéis los motivos, llamadlo masoquismo–. Craso error. Por lo que he podido llegar a tres conclusiones a) no me va el rollo pastelero, b) jamás entenderé porqué cogí este libro y c) ¿cómo se puede ser tan infinitamente puking rainbows?

La verdad es que las 100 primeras páginas prometían bastante, concretamente prometían no estar tan llenas de unicornios, algodones rosas y chicles CON azúcar –yo creo que ya no existen porque debía de ser que lo mordías y se te caían todos los dientes–. Pero pasadas las primeras 100 páginas volvemos a los orígenes de pukingrainbownismo. Aún así, por raro que parezca, en este libro he visto menos dosis azucaradas, que no quiere decir que no las haya.

A mí no me parece que el estilo del autor sea “juvenil” y “fresco” precisamente. Más bien lo que yo veo es la ausencia de cualquier estilo. Yo me acuerdo que cuando empezaba a escribir, escribía así, sin descripciones y todo dialógos. Pero antes de que nadie se ofenda y se monte aquí como con Aída Nízar, ES MI OPINIÓN, MÍA Y DE NADIE MÁS. Los diálogos me parecieron sumamente forzados, yo no sé vosotros, pero mi lenguaje no es ni de lejos tan elaborado y tan rebuscado como el que hablan en este libro, aparte de que la única palabrota utilizable es la de capullo. ¿En serio? ¿Nadie les ha enseñado cómo se manda BIEN a la gente a tomar viento fresco?

Blue Jeans y yo en la BLC. Muajajaja, moríos de envidia.

Por no hablaros de esa protagonista. Sigue siendo igual de infantil, ñoña, llorica y mimada. Realmente dan ganas de darle un par de sopapos bien dados. Además, a mí eso de que fumara no me hacía ni pizca de gracia, porque este es un libro que leen chicas que acaban de iniciarse en la lectura y a lo mejor lo interpretan como un gesto sexy. Si lo hace Paula y le llueven tiacos buenos ¿por qué no puede hacerlo yo? Además, me revienta el hecho de que en cada página recalcen lo preciosa que era y lo buena que estaba. Lo que ya había sospechado en el libro anterior, se confirma en este. Si no eres guapa, no vales nada.

Al resto de los personajes les falta profundidad, yo no buscaba gente con dilemas morales, pero se podría perfilaros un poquito más. Como Alan por ejemplo. Qué peñazo de chaval, madre mía. Un tipo guapo, rico y chuloplaya –cortesía de la alta aristocracia, gracias su majestad- con una historia como para justificarle que me han contado toda mi vida. ¿De verdad no se podría inventarse algo más original?

Mientras en el libro anterior, no podía con el pasteleo, en este no podía con las repeticiones. Casi 600 páginas para algo que se podía haber quedado en unas 200 –momento facepalm-.

VEREDICTO:

Puking rainbows al principio y facepalms al final.

15 comentarios:

T-Weary dijo...

Yo me deéje le primero a medias, porque no soporto el Puking rainbows. NO SOPORTO ESO. Y no soporto que todos sean guapos, guapisimos, buenorros y demás, joder, como tú dices: Si no eres guapa, no vales nada.
UF!
En fin, que has dicho todo lo que pienso yo y encima del PRIMERO xDDDDD
(L)

Matt dijo...

Nunca me han llamado estos libros a pesar de que leía buenas reseñas, siempre he pensado que no merecían demasiado la pena y, anda, no me equivocaba del todo xDD

*Soplado por Matt*

Skila dijo...

A mí me entretuvieron, así que no pude ponerles una malísima nota, aunque sí es cierto que coincido contigo en algunas cosas, como en lo de que Paula es preciosísima y blablablá.

Pero sí es cierto que este segundo me gustó más, es más "hardcore" (si se puede llamar así xDD) y menos puke rainbows.

Ai lof llú mai dárlin.

Anna Gallagher dijo...

Paso de estos libros. No me llaman en absoluto, así que pienso mantenerme bien alejada de ellos y su azúcar.

Olé tu sinceridad, Leonesca. <3

Lea Eleniak dijo...

Yo a eso no me acerco ni con un puntero láser, que me carbonizo o algo.

Andvari dijo...

Me parto, joder. Me encantas. Y me encanta tu opinión porque según me han dicho, Blue Jeans es una mala copia de Federico Moccia, y ya odio a Moccia, así que... La cosa sólo hace que empeorar.

Belinda dijo...

A mí me gustaron, la verdad. Aunque comparto contigo algunas cosas, como lo de que Paula...
Un besito

Joan Marco Perales dijo...

A mi no me llaman y encima cuestan 20 eur. asi que la gente se lo piensa más. El caso es que una amiga se los leyó y me ha dejado el primero. Me esta gustando mucho pero a veces es repetitivo y sobran páginas.

^v^ ۩[†] Nadja [†] ۩ ^v^ dijo...

Demasiado juvenil para mi gusto, jeje.

Bisous (^_^)

Vagalume dijo...

Yo lo intenté con el primero pero no conseguí pasar de las 100 primeras páginas...

Misao dijo...

Lo mejor de la reseña ha sido el título, sin duda XD.

A mi es que esta trilogía no me llama nada, no la he leído pero tengo la impresión de que es muy pastelosa y no quiero arriesgarme con ella.


Saluditos!!!!

Chels Murdock dijo...

Me sumo a mis compañeros bloggeros no interesados en esta trilogía. No me llamaba y mucho menos después de tu reseña jaja
Se agradece una opinión sincera :)

Besote.

Liz dijo...

Pues por mi salud mental creo que no lo leere :P

besos!

Nina dijo...

A mi no me llama mucho, con permiso de los que le guste, a mi me parece un chiste de libro XD

Bam dijo...

Me encantan tus opiniones. Genial reseña!
Besos

Publicar un comentario

Ríe, llora y sopla dientes de león.

Diseño de Marie April para Dientes Leonescos © Todos los derechos reservados