miércoles, 28 de septiembre de 2011

Cuando me alcances–una y otra vez- de Rebecca Stead

Miranda y Sal. Sal y Miranda. Prepúberes a las puertas de la adolescencia. Hasta que un día pegan a Sal y Sal deja de hablar con Miranda. En el corazón de Nueva York, Miranda recibe unas notas misteriosas de alguien que la conoce muy de cerca. Hombres que ríen, brócoli para aterrizar, programas de la tele y un asesinato que evitar.

COSAS QUE NO PIENSAS

No pensaba hacer esta reseña, pero mis tertulianos –profundos y filosóficos- en twitter me han hecho replantearme esto. Así que aquí estoy, escribiendo sobre lo que no pensaba escribir.

COSAS QUE SON INEFABLES

Cuando me alcances es uno de esos libros que hay que leer sin tener ni idea y con la mente en blanco. Es de esas pequeñas maravillas que se catalogan como literatura infantil pero roza más bien la adulta.

COSAS QUE SUENAN TRISTES CUANDO LAS PIENSAS

Es curioso como al terminarlo, sientes una especie de melancolía en el fondo del pecho. Stead es esa clase de escritores que sin poner nada de melodramas lacrimógenos, traumas familiares y enfermedades terminales consiguen que sientas la nostalgia más absoluta.

COSAS QUE SON SIMPLES

El libro en sí es un pequeño relato, de pocas páginas, capítulos cortos, pocos personajes y una escritura tan sencilla y simple como preciosa.

COSAS QUE TE HACEN SENTIR BIEN

Cosas como esta pequeña joyita. Concisa y bonita. Una lectura rápida y deliciosa. Como las notas de Miranda, su belleza como notas musicales, está escondida entre las páginas.

COSAS QUE SE COMPLICAN

El único fallo no bastante notable para destacar, es que en ocasiones se pasaba de escueto. Explicaciones apenas perceptibles y situaciones que se hacen extrañas por la poca información que has recibido. No llegas a interiorizar del todo con Miranda, porque hay momentos en los que no puedes comprenderla porque no la entiendes lo suficiente

COSAS QUE TIENES QUE JUZGAR

Corta, bonita, sutil, fresca y ligera.

9 comentarios:

Jorge dijo...

Uno de esos libros que llegaron y se me escaparon... Habrá que remediarlo.

Anna Gallagher dijo...

Pues me alegro de que finalmente te hayas animado a reseñarlo. El libro parece precioso, así que tomo nota~

¡Un besazo, Leonesca sexy!

Lilian19 dijo...

Tu reseña me suena a un estilo... El Principito? Me ha sonado así, jaja, pequeñito y dirigido a niños-adultos.

Tengo ganas de leer algo diferente fuera de todas las novedades que nos machacan diariamente, así que seguramente le daré una oportunidad ;)

Un saludo!!

Skila dijo...

:O Ahora lo quiero leer. Jum.

Wissper dijo...

Yo lo tengo en inglés y pensaba leerlo pronto. Por cierto, la reseña te ha quedado genial ^^

Elwen dijo...

Pues para no querer escribir la reseña te ha quedado estupenda. Casualmente tengo el libro por casa y lo has aupado de nuevo en mi lista.

Nina dijo...

Interesante. No es un libro lacrimogeno ¡yupi!

Liz dijo...

;) yo si quiero leerlo!
un beso!

Alicia Moreno (la traductora) dijo...

A los que aún no lo hayáis leído, os lo recomiendo vivamente; aunque no gusta por igual a todo el mundo, hay que darle la oportunidad al menos... Si no lo encontráis, en El Corte Inglés y otros sitios se puede mandar a pedir. Saludos y ojalá lo disfrutéis.

Publicar un comentario

Ríe, llora y sopla dientes de león.

Diseño de Marie April para Dientes Leonescos © Todos los derechos reservados