miércoles, 10 de abril de 2013

Los feels que nos separan de Laia Soler

Dejadme que os ilustre este libro con este recopilatorio:

Y POR ÚLTIMO, EL MÁS IMPORTANTE:

No, si estáis aquí sin saber la sinopsis, os aconsejo que aterricéis de Marte.

¿Qué no se ha dicho ya de estas páginas tan deliciosas y adictivas? ¿Quién no se ha dejado enamorar por la historia de Marina y Víctor? Personalmente no me esperaba gran cosa de este libro porque todos sabemos de ese otro libro juvenil que ganó un premio parecido y ejem, ejem, ya sabéis lo que opino al respecto, pero no me esperaba que en las últimas páginas me encontrase con los ojos anegados en lágrimas y el corazón apretado y encogido.

Es casi mágico como una historia que todos conocemos de memoria pueda hacernos sentir tantas cosas. Estaba tan absorbida por la voz de Marina que no notaba el paso del día a la noche. En mi opinión todo radica en las interacciones de los personajes que resultan tan humanas y tan genuinas. Aunque creo que es un error considerar que esta historia es sólo la historia de Marina y Víctor, que aparte del amorío nada trasciende en el lector. No, creo que cada uno de los individuos con los que nos encontramos resplandece con identidad propia, lo cual da unos diálogos frescos y brillantes, y una trama que casi puedes sentir con la punta de los dedos..

Este libro, dios mío, este libro me arañó el corazón a mala fe y a pesar de contarme una historia que ya conocía por el lazo que se forma con los personajes. Creedme, es muy inaudito encontrarme con personajes con los que comparto algo más que la lectura sobre sus peripecias. El apego que siento hacia Marina y Víctor no es normal. Y realmente es una de las mejores sensaciones del mundo, la de tener amigos y amados sobre el papel. Quizá por eso cuando digo que esta novela es un puñetazo en los corazones que ni siquiera se disculpa por dejarte hecho una bola de lágrimas y traumas, lo digo completamente en serio. 

Y por última, la pluma de Laia. Sólo los dioses saben lo que he disfrutado con las palabras de este libro. Un estilo tan limpio, tan bonito, tan auténtico como la calima veraniega o el frío mañanero. Ha sido un placer, un placer tan grande leer un libro sencillo sin más pretensiones que el de contarte una historia a ratos triste, a ratos no tan triste.

Lo único que me queda por decir es que lo LEÁIS. YA. PUNTO.

VEREDICTO:

Gracias a Neo por el ejemplar.

12 comentarios:

Iseo dijo...

Una de las historias más bonitas y sinceras. No hay días, sentimientos, ni calificativos suficientes que separen la magia de esta novela.

*Aplausos por la reseña*

Un cumulonimbo de amor, Lena.

Mike dijo...

Empotrada quedas con todo mi amor <3

Reyes;) dijo...

Lloro mucho porque has puesto gifs de Ten y me has roto el corazón ;_;
Tengo que leer ya Los días que no separan kdhsksgbjkagbjld.
¡Un besazo!

Cris Viviendo entre Páginas dijo...

Lo tengo en la estantería y será mi próxima víctima porque no puedo esperar a leerlo con las cosas tan maravillosas que decís sobre él*-*

Un besito♥
P.D: Teeeeen ;_____;

Javier Ruescas dijo...

Muy fan de todos los gifs. Yo creo que me ha quedado todo claro, jajajaja...

Saludos,
Javier

Nina dijo...

Ains, creo que es un libro bonito y asi. me llama la atencion...

Iria dijo...

La manera de ilustrar la entrada: me hago fan.

Y lo amé y punto, no hay más <3

Alba Úriz dijo...

A mandar, pues ;).

iPensamientos de Patri dijo...

Es un libro que tengo en mi lista de deseos, espero que caiga muy, muy pronto!!

BESOTES

Clara C L dijo...

No pensaba leerlo... pero ¿cómo resistirse tras tu entrada giffeante entusiasta y maravillosa? IM-POSIBLE.

Zaebe dijo...

wOO. Que gran reseña ^^

Le tendré que dar una oportunidad...

Un besazo!!

Alba Úriz dijo...

You are welcome, mujer xD.

Lo tengo en la estantería, esperando que llegue junio.

Publicar un comentario

Ríe, llora y sopla dientes de león.

Diseño de Marie April para Dientes Leonescos © Todos los derechos reservados