viernes, 27 de agosto de 2010

GRISÁCEO de Malorie Blackman

 

Aloha a todo el mundo.

Después de mucho darle al coco,

hoy he traído una reseña a lo loco (sin comentarios).

Por cierto, las partes que no se ven están en blanco, era para jugar con el título :P

Blaco y Negro de Malorie Blackman es lo que yo llamo: Libro Inadvertido. Es decir, un libro bueno o muy bueno al que no se le ha dado suficiente publicidad. Es una pena porque este libro es mucho mejor que uno que se había anunciado a bobmbo y platillo.

La historia a la que no sé si llamar distópica o no, se sitúa en nuestro tiempo, sólo que la sociedad a dado un vuelco. La raza predominante son los Cruces, la gente de piel negra, mientras que los blancos son los ceros. Esta es la historia de Sephy Hadley, una Cruz y su mejor amigo Callum. La madre de Callum servía en la casa de los Hadley por lo que era una gran amiga de la madre de Sephy, pero una discusión puso fin a su amistad. Sin embargo, eso no ha impedido a Callum y a Sephy continuar con su amistad. Todo empieza cuando el padre de Sephy, un político importante, decide admitir a los ceros en las escuelas para Cruces. Callum y tres ceros más tienen la suerte de poder hallarse en una escuela para Cruces. Entonces, las cosas empiezan a torcerse.

El libro me gustó. Estaba bien hasta que llegué al final. En esos momentos tenía ganas de tirar el libro por la ventana. Era tan incoherente e incomprensible. A mí se me una cara de ¿Eins? ¿Cómo? (imaginaosla, es algo terriblemente espantoso).

El planteamiento es original. La narración es amena y no se me hizo pesado ni aburrido en ningún momento. Los personajes están bien. Sephy era horriblemente insoportable y a Callum le daría un par de cachetes a ver si espabilaba un poco. La historia es bastante distinta a lo que solemos leer. No es la clase de libro que nos habla de lo “súper hiper mega guay que fue enamorarme de un chico que a mis papis no les gustaba ¡jopetas!”. No hay ni vampiros, ni lobos, ni ángeles. Los secundarios son otro cantar. Su evolución fue como la del libro. Te gustaban, te enganchaban, te caían bien o mal, hasta que al final te resultan indiferentes. Tampoco me gustó el hecho de que en el libro pueden pasar apenas unas horas entre capítulo y capítulo o pueden pasar años enteros. Se me atragantó un poco.

En fin, una novela que arranca bien y que al finalizar te daja un sabor… agridulce. Tiene unas ¿seis? continuaciones aunque a mí me dio la sensación de que el final estaba bastante cerrado.

VEREDICTO: 

Entretenido y a ratos emotivo. Un ritmo vertiginoso. Una narración medianamente buena. En el final (oye, estás pesadita con el final) no acaban de cuajar las cosas. Así que me dio ganas de tirarme por un puente (¿y se puede saber por qué no lo has hecho?).

1 comentario:

Sophie dijo...

parecia interesante y lo queria leer, pero si el final no convence.... no sé si vale la pena =/

un beso!

Publicar un comentario

Ríe, llora y sopla dientes de león.

Diseño de Marie April para Dientes Leonescos © Todos los derechos reservados