miércoles, 6 de octubre de 2010

DUDAS EXISTENCIALES (#1) ¡¡¡DIOS!!! ¡¡¡QUÉ ME APLASTAN!!!

He aquí una duda existencial que me ha surgido mientras me tomaba una ducha fructífera. ¿¿¿Qué demonios hago yo con los libros??? Sí, sí, llamadme loca (¿para qué? Loca sería como llamar a un poco tonto a Bush, el término adecuado es disfuncionalmente retrasada mental) pero yo soy una de las pocas personas cuyo librería no está atestadísima hasta los topes de libros y sé que las vuestras sí lo hacen, porque no hay más que ver los IMM que pululan por los blogs. Mi duda es, yo estoy en esa neblinosa y confusa etapa de cuando tu cerebro se va a freír churros, tus padres te parecen unos extraños desconocidos muy anticuados que irrumpen en tu privacidad, las hormonas te salen por las orejas porque ya no tienen donde meterse y empiezan a surgir esos pequeños miedos/temores/angustias/obsesiones. Pues bien, me considero una lectora voraz, una bebedora de letras, una catadora de palabras, que está especializada en libros donde los adolescentes están en esa neblinosa y confusa etapa de cuando sus cerebros se van a freír churros, sus padres les parecen unos extraños desconocidos muy anticuados que irrumpen en su privacidad, las hormonas les salen por las orejas porque ya no tienen donde meterse y empiezan a surgir esos pequeños miedos/temores/angustias/obsesiones pero escrito con muchas florituras y vampiros de por medio, veo mi estantería que podría considerarse escasa y me pregunto:

¡¡¡Socorro!!! 

¿QUÉ HARÉ YO CON TODO ESTO CUANDO SEA MAYOR?

Sí, desde luego me diréis (otra vez hablando sola, ¡hay que ver! ¡Chica, que a ti no te habla nadie!) que se pueden hacer muchas cosas con ellos como:

  1. Se lo puedes dar a tus hijos. Y yo contesto: ¡ja! ¿Y si me muero soltera y sin hijos (eso segurísimo)? ¿A quién se los doy? ¿A mi gato amargado? Y en el hipotético caso de que los tenga, ¿mis hijos van a leer lo mismo que yo? ¿Van a seguir estando los vampiros y los amores quinceañeros tan de moda? No lo creo. Yo soy el claro ejemplo, mis padres me intentaban embaucar dándome sus libros de adolescentes, esos mismos libros se mueren de asco en olvidadas cajas de zapatos.
  2. Los puedes dar a una biblioteca. Yo soy una fiel defensora a muerte de las bibliotecas, pero reconzco que en estos momentos me darían mucha pena dar uno de mis libros a la biblioteca: a) porque sea un libro bueno o malo, le tengo mucho cariño y me daría pena desprendirme de él b) ¿y quién me dice a mí qué ese mismo libro que yo he tratado con tanto mimo otras personas lo van cuidar lo mismo) y c) ¡es qué me gasté un dinero! Para cuando donarlos a las biblios, mis libros estarán ya anticuados y no los querrán y ni los leerán nadie.

Y es que además es verlos y me entran temblores porque sinceramente en esos libros me gasté yo un dinero y no es que España tenga la literatura muy barata.

TA-TA-TA-RÁN. SOLUCIÓN MADE BY MORRIS

A ver si te enteras abuela, vives en el siglo XXI, donde los e-book van ganando terreno. Los libros son más baratos, ocupan menos espacio y puedes almacenar millones de ellos. ¿Tú sabes lo qué es el bookmooch/bukmuch? Es un sitio donde tú intercambias libros por libros. También están los intercambios de libros corrientes y malolientes. De verdad, cada día estás peor. Menos mal que estoy yo y pronto me escalavizaré a la humanidad. Lástima que tenga que hacerlo desde un cuerpo tan poco estilizado y atrofiado.

3 comentarios:

Sophie dijo...

jajajajaja aguante morris!
en fin, te cuento qe mi estantería no está atiborrada de libros, dado a qe mi capital no es muy alto (o sea, qe no hay cash para libros) y que es descargarlos en pdf o nada de nada...
y sabes? gran parte de esos libros de mi estantería, u otros libros que leí, son de mis padres! -ojo, mis padres no son muy normales... xD-

bah, la cosa es qe me alegro de qe hallaras una solución!

beso!

pd: envidio los imm ¬¬

Alice Cullen dijo...

Ay Alendax, eres genial jajajaja
Yo también me pregunto eso. Por lo pronto, comprarme otra estanteria es lo que voy a hacer ;)

¡Un besaco!
Te sigo y te afiliamos :)

Eineel dijo...

Uuuf yo quiero demasiado a todos mis libros como para darlos u.u habrá que ver que hago con ellos.. seguramente sean para mis hijos jeje

Publicar un comentario

Ríe, llora y sopla dientes de león.

Diseño de Marie April para Dientes Leonescos © Todos los derechos reservados