viernes, 11 de marzo de 2011

¡Ay qué cucada! de Lola Moral y Segio García

Antes que nada, ¡soy liiiiiiiiiiiiiiiiibre! Libre como un gorrión en primavera, como un polluelo que ha escapado del zorro, libre como una flor del rocío, como un perro de las pulgas (eso no ha sondo muy bien). Soy libre, señores. Puedo cantar, bailar, chillar, tirar cohetes, correr por campos de flores, mirar la estrellas. Puedo hacer eso y más. Porque soy libre.

Venga vale, me han cortado el rollo (asquerosos enfermermeros con camisas de fuerza), pero lo que quería decir es que SE ACABÓ. No más exámenes, no más quebraderos de cabeza, no más noches en vela, no más… ay no, que empiezo otra vez. Venga va, al lío.

ÉRASE UNA VEZ…

DSC00244

Por cortesía de mi cama, cubierta esta vez. Tengo una obsesión enfermiza por las camas, ¿qué le vamos a hacer?

Sinceramente llevo meses ¿meses? ¡Sí! ¡Meses! con la reseña de este no-libro en la cajón de borradores. ¿Por qué? os preguntaréis (yo, no me lo pregunto. El 98% de los que lee, tampoco, el 2% restante es de nuestro psiquiátrico y está zumbado) pues porque no sabía como abordarlo.

DSC00255

Esa de ahí es Odi, y esos de ahí abajo, son mis dedos.

Es difícil hacer una reseña de un libro pero no. Es decir, no hay ni sinopsis, ni nada de nada. Ni siquiera es un cómic/ manga. Son un montón de dibujos que cuentan las aventuras y desventuras de Odi, la protagonista y su amigo; llamémosle Pelirrojo X.

No-leer este libro fue una delicia. Porque a pesar de no tener ni palabras, ni letras, ni bocadillos, el dibujo era precioso, las viñetas divertidas y lo que contaban fantástico con las que creo que más de uno se sentirá muy identificado.

DSC00257

¡Ay, por favor! ¿Es monísimo o no?

La “peor” parte, tal vez sea la gran sorpresa que recibí al tenerlo en mis manos. Es decir, en este terreno soy una novata, no tengo ni idea de manga, cateé Plástica y os digo, que me peleo hasta con el Paint, así que el hecho de que no tuviera ni una sola palabra, sólo dibujos de Odi, me echó para atrás. Pero supongo que los que son un poco más expertos que yo, disfutarán esta novela como niños.

DSC00271

Alendax, redescubriendo las maravillas del flash.

Dibujos simpáticos y a todo color, una protagonista con la cabeza llena de pájaros, una aventura diferente, amena, apta para todo aquel que un día viajó hacia las nubes.

VEREDICTO:

Un no-libro con trazos preciosos y fantásticos. Un postre para chuparse los dedos.

1-0-dandelion_-Taraxacum-Officinale_seeds1-0-dandelion_-Taraxacum-Officinale_seeds1-0-dandelion_-Taraxacum-Officinale_seeds1-0-dandelion_-Taraxacum-Officinale_seeds

Muchísimas gracias a Dibbuks por dejarme conocer esta obra de arte.

6 comentarios:

sRy_ dijo...

parece divertido! la última imagen me recuerda a como dibuja Craig Thompsom que me gusta :) besos

Bri dijo...

La verdad es que a mí también me echaría para atrás, si hay veces que ni pillo las viñetas del periódico!! Pero eso es otro problema. Aun así tiene pinta de ser entretenido, si lo encuentro por ahí le echo un vistazo y quizá me lo coja. Ciao!

Arizona dijo...

Qué chachístico, me ha gustado la escena de la chica montada en la bici rollo E.T xD
Si te sirve de consuelo, a mí tampoco se me ha dado bien nunca plástica.

Liz dijo...

Veo que es un muy buen librito! que rico!

Jorge dijo...

Página 30, me gustan los barcos piratas.

Página 44, soy un dragón así que...

Página 57, vainilla....

Páginas 115-118, brutal momento Asimov.

La magia de la vida cotidiana o la cotidianidad de la vida mágica.

No hay que ser experto, solo dejarse llevar.

lola dijo...

Hola a todos, soy lola , la guionista de este no-libro.
Me alegra saber que os ha gustado, me lo pasé fantástico haciéndolo y presumo que Sergio también.
Gracias

Publicar un comentario

Ríe, llora y sopla dientes de león.

Diseño de Marie April para Dientes Leonescos © Todos los derechos reservados