sábado, 22 de octubre de 2011

COSAS ODIOSAS (#9): Márketing, márketing everywhere

Y una vez más, tengo que sacar a este Bob Esponja enfadado del fondo del armario, soplarle el polvo y ponerlo a despotricar.

¿Quién no ha oído hablar de esas maravillosas novedades salidas desde el País de las Maravillas, libros que se anuncian con un siglo de antelación "como para crear expectativas”, con portadas que dan hipo y lo quitan de golpe, argumentos trepidantes que prometen cielo, tierra; citas de Señoras Escritores con MAYÚSCULAS aunque nunca falta esa mujer cuya existencia se reduce a profanar portadas ajenas con sus palabras de Anticristo que nos hablan de romances apasionados, aventuras que dejan sin aliento, unos personajes inolvidables, un argumento que nos volverá a todos mindfuck? Seguro que todos sabemos de lo que hablo. Podemos ir y coger cualquier libro de nuestras estanterías y observar que cumple más de una de estas características.

¿Pero cuál es el resultado? Tanto bombo y platillo, tantas campañas entusiastas, tanto bombardeo de publicidad, ¿en qué se queda?

Libros-S.O.P.A. Soporíferos Ominosos Para Anormales.

Eh, que conste que no llamo “anormal” a nadie que lee esta clase de bodrios –yo soy la primera que lee estos bodrios, pero ligada a mi falta de nueronas, va el factor masoca-. Son libros S.O.P.A. porque tratan a los lectores como tontos. Porque nos intentan vender lo mismo de siempre bajo otro título, bajo otro tipo de campaña. Como si nadie entendiera que estamos muy lejos de ser esos imbéciles por los que nos toman, sabemos lo que leemos, entendemos lo que leemos, sabemos que la S.O.P.A. que leemos es la misma S.O.P.A. que leímos la semana pasada.

El problema viene, cuando las campañas FUNCIONAN. ¿El nuevo libro del Señor X? ¿Ese con una pinta tan chachi? ¡Que se aparten las señoras que me lanzo de cabeza a la librería, que escarbo y lo encuentro y me lo llevo a mi casa! Entonces…

Lo que siendo traducido equivale a un: ¡ZAS EN TODA LA BOCA, POR SER UNA TONTA TAN FÁCILMENTE ENGATUSABLE!

¡Un castañazo en los dientes bien dado! Entonces es cuando la bilis te sube por la garganta, notas su sabor amargo en la punta de la lengua y la furia fluyendo por las venas cual marea tempestuosa. ¡Malditos publicistas, malditos editores, maldito señor sin idea que escribió esto, maldito dinero que di por esta birria pudiéndome comprar un helado extragrande –por ejemplo-!

¿Por qué escribo esta entrada si el trabajo de los publicistas es hacer las ventas y que nos demos el castañazo mientras ellos se llevan el dinero al bolsillo? Porque soy tonta, porque me dejo engañar, porque soy la Eva que mordió la manzana, porque me llevo las manos a la cabeza cada vez que le doy a una amargada cajera mis dichosos 20€.

Y colorín colorado, pobre me he quedado.

7 comentarios:

Beatriix Extrange dijo...

Verdad! Son lo mismo una y otra y otra y otra y otra y otra y otra y otra vez. Que algo se hace famoso? Everywhere eso pero sin calidad. Distopias, vampiros (aunque el original tampoco le sobraba calidad...). Bah! Putos publicistas

Samira dijo...

Y eso pasa y una y otra y otra y otra ... vez. Por eso soy tan selectiva a la hora de comprar libros ... los que no estoy muy convencida, evito comprarlos, que no leerlos, siempre espero a cogerlos por otra fuente, ya sean de la biblioteca o prestados por amig@s ... Pero bueno, no eres la única que cae ... la publicidad es lo que tiene, en eso hay que felicitar a los publicistas, por lo menos han hecho bien su trabajo =)

Anna Gallagher dijo...

JAJAJAJAJA esta moraleja me ha encantado.

Pues tienes toda la razón, chica. Aunque la verdad es que ahora ya desconfío cuando hay un exceso de publicidad y hasta que no salen reseñas fiables, no suelto el dinero de la cartera (cuando hay dinero, claro :_D).

Un besazo, Leonesca exótica~ ♥

Bubbles dijo...

Siempre. Desconfía y acertarás. Un saludo

Laurybdn dijo...

Pues sí, tienes toda la razón. Que no estamos como para tirar el dinero así a la ligera.

Si te sirve de consuelo, compré un libro, (y aun me pregunto por qué), me costó unos 20 y poco euros y ahí está, cogiendo polvo en la estantería...

Besotes! ^^

Komaki dijo...

amén,Alendax,amén. Los libros a veces son un negocio muy goloso para está gente... en fin. Que se le hará. El boca a boca es siempre más poderoso (:
¡besotes!

Nina dijo...

+1 toda la verdad ;) yo no me dejo engañar tan facil!

Publicar un comentario

Ríe, llora y sopla dientes de león.

Diseño de Marie April para Dientes Leonescos © Todos los derechos reservados